¿Qué es una sociedad civil? Ventajas y características

por | Nov 14, 2022 | INFORMACIÓN GENERAL | 0 Comentarios

La Sociedad Civil es un tipo de empresa por la que varios socios deciden firmar un contrato privado de colaboración entre para realizar conjuntamente una actividad con ánimo de lucro.

Puede que estés pensando en montar tu propio negocio con un socio, si es tu caso, es habitual dudar si es mejor hacerlo como autónomo, sociedad limitada o sociedad civil. Te lo contamos todo en el post.

Qué es una sociedad civil

La sociedad civil es una forma jurídica por la que dos o más personas deciden desempeñar un negocio conjunto. Su funcionamiento es muy parecido al de las sociedades limitadas, pero hay que tener en cuenta algunos detalles.

En definitiva, una SC es una forma jurídica que asocia a personas que desempeñan una actividad con ánimo de lucro por cuenta propia. Se trata, básicamente, de una relación contractual entre dos o más personas que se preparan para llevar a cabo una actividad en conjunto. Si tenías en mente que el negocio fuera sin ánimo de lucro no dejes de leer este artículo.

Es el típico caso de dos autónomos que quieren trabajar juntos, pero sin llegar a constituir una sociedad limitada. No obstante, la sociedad civil tendrá su propio CIF y actuará como un ente independiente frente a tercerlos.

No te olvides de que, desde 2016 las sociedades civiles con objeto mercantil, es decir, que realicen una actividad económica, tienen que tributar por el impuesto de sociedades, mientras que anteriormente tenían que hacerlo por el IRPF en régimen de atribución de rentas como ocurre con las Comunidades de Bienes. 

2. Características de la Sociedad Civil

A continuación, te explicamos las principales características que debes conocer si estás pensando en constituir una sociedad civil

Tienes que firmar un contrato de constitución de sociedad civil

Para poder constituir una sociedad civil debes firmar un contrato. Este contrato privado de Sociedad Civil, en el que se detallan la actividad del negocio, las aportaciones de cada socio, que podrán ser en dinero o en especie, el porcentaje de participación que cada socio tiene en las pérdidas y ganancias, el sistema de administración y representación y las causas de liquidación y disolución.

Este contrato va a ser muy importante ya en él quedará por escrito todo lo referente a la puesta en marcha de la propia sociedad civil. Por ejemplo, debes dejar por escrito todas las actividades que quieres realizar.

Mínimo de dos socios.

Es decir, si quieres montar una sociedad civil no puedes hacerlo tú solo, como por ejemplo sí que puedes hacerlo en una sociedad limitada. En esta ocasión tienes que tener al menos un socio más.

Responsabilidad en las sociedades civiles

La responsabilidad de los socios por deudas frente a terceros es personal e ilimitada, es decir, una vez liquidado el patrimonio de la sociedad, si no llega para cubrir las deudas, responden con sus bienes presentes y futuros. Y lo hacen de forma mancomunada ante todos los deudores que pueda haber.

En este sentido ocurre igual que si ejerces como autónomo, en caso de deudas podrían ir contra tu patrimonio personal. Si esto es un tema que te preocupa te recomendaríamos que optaras directamente por constituir una sociedad limitada.

La sociedad civil tributa en Impuesto de Sociedades

La sociedad civil tributa en el impuesto de sociedades para lo que debe llevar una contabilidad igual que si fuera una S.L. y presentar sus libros y cuentas anuales al Registro Mercantil. Hasta enero de 2016 sin embargo, los socios tributaban por separado y en atribución de rentas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). 

Cada socio es deudor frente a la sociedad de la aportación recogida en contrato y de los intereses correspondientes en caso de demora. Además responden por los daños o perjuicios que pudieran causarle. Por contra, la sociedad civil responde frente a sus socios por las cantidades  aportadas y las obligaciones que se hayan podido contraer.

3. Ventajas e Inconvenientes de la Sociedad Civil

Ventajas:

  1. Constitución formal más sencilla y barata que una sociedad mercantil, no siendo necesaria Escritura Pública ante notario ni inscribirlas en el Registro Mercantil (salvo en caso de existir aportaciones en forma de inmuebles o derechos reales) ni aportación de un capital inicial mínimo.
  2. Gestión contable y fiscal más sencilla que una SL.
  3. Es una fórmula ágil para una colaboración entre autónomos, especialmente si la inversión a realizar es pequeña.

Inconvenientes:

  1. Responsabilidad ilimitada de los socios ante deudas con terceros.
  2. No ofrece la misma imagen de permanencia y solidez que una sociedad limitada.

4. Cómo constituir una Sociedad Civil

El paso inicial y diferencial para constituir una sociedad civil es la firma del contrato privado entre las partes o contrato de constitución. A partir de ahí, los trámites de constitución de una Sociedad Civil son similares a los de las demás formas jurídicas:

  • Alta en Hacienda: obtención del NIF y alta en IAE, modelo 036
  • Impuesto de Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados: 1% del valor de los bienes aportados en caso de que estos existan.
  • Alta en la Seguridad Social: alta en el régimen especial de trabajadores autónomos y solicitud del número de patronal en caso de ir a contratar trabajadores
  • Alta en el Ayuntamiento: obtención de la licencia de apertura si procede

¿Necesitas ayuda? Contacta con nosotros y un asesor experto se ocupara de todo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.