Si eres autónomo o tienes una pyme es probable que una de las cuestiones que te preocupen sea qué hacer ante una inspección de Hacienda, qué documentación hay que tener preparada y cómo deben responderse para salir ilesos de ella. Recuerda que en caso de encontrarse irregularidades en tu negocio, te enfrentas a multas y sanciones cuyo importe dependerá de la calificación de la infracción (leve, grave o muy grave) y del importe.

Las inspecciones de Hacienda son un procedimiento habitual que la Agencia Tributaria realiza para prevenir, en la medida de lo posible, el fraude fiscal. Básicamente se trata de un procedimiento por el que revisan que nuestros impuestos estén al día así como que su contenido sea acorde a la legislación vigente (por ejemplo, no hayamos dejado facturas de ingresos  sin declarar,  o nos hayamos deducido gastos de más).

No te preocupes que te resumimos las causas que pueden llevarte a recibir la inspección, así como algunos consejos para cuando se lleve a cabo la visita. Te aconsejamos que siempre pongas tu negocio en manos de asesores fiscales expertos para evitar tener problemas con Hacienda y que tengas que pagar multas o sanciones.

Inspección de Hacienda: Motivos habituales

En primer lugar, debes tener en cuenta que Hacienda no hace pública las razones específicas para realizar una inspección, pero también debes tener en cuenta que hay inspecciones aleatorias. No obstante, hay ciertas circunstancias que son motivo de alerta para la Agencia Tributaria y podrían ser causa de una inspección.

Entre ellas están:

  • Solicitar la devolución del IVA. Como sabes, en el cuarto trimestre puedes pedir que te devuelvan el IVA que tengas a tu favor (si te ha ido saliendo a compensar en el año). Esta devolución suele ir acompañada de una revisión de tus facturas. Ante una inspección de IVA, el procedimiento general es aportar los listados de facturas emitidas y recibidas con su correspondiente documento digitalizado. El inspector de Hacienda revisará la veracidad de los documentos y su deducibilidad. Deja todo esto en manos de una asesoría profesional y despreocupate.
  • Que existan discrepancias entre tus declaraciones trimestrales y anuales. Por ejemplo, si tus modelos de IVA (303) no coinciden con el anual que presentes en enero (modelo 390).
  • Darse de alta como operador intracomunitario. En este caso suelen pedir alguna factura proforma o presupuesto de un proveedor o cliente intracomunitario con el que vas a operar. También suelen revisar que el domicilio fiscal esté en regla.
  • Tener gran cantidad de gastos deducibles. Especialmente, si tienes pocos ingresos y muchos gastos.
  • Producirse una brecha temporal entre tus declaraciones y las de tus clientes o proveedores. Este tipo de inspecciones suelen estar relacionadas con el modelo 347, que presentamos en febrero.
  • Haber recibido algún tipo de subvención. Recuerda que las subvenciones hay que declararlas y, en la mayoría de los casos, tributar por ellas. Según el tipo de subvención, puede tributar como rendimiento de actividad económica, del trabajo, etc.

Cómo actuar ante una inspección de Hacienda

Para salir bien parado de una inspección de Hacienda es importante contar con el apoyo de personal cualificado. Es importante dejar tu negocio en manos de asesores cualificados para no tener luego problemas con Hacienda.  

Te dejamos algunos consejos importantes que debes tener en cuenta si te inspeccionan: 

  • Lee con atención las indicaciones de la notificación, pues en algunos casos hay requerimientos específicos que necesitas conocer. Por ejemplo, los listados de facturas deben aportarse según un modelo específico para los requerimientos de Hacienda.
  • Haz una evaluación de tu situación fiscal para detectar fallos o factores de riesgo que te pondrían en aprietos con Hacienda. Nuestro servicio de asesoría fiscal online puede ayudarte, y si se trata de cuestiones menores tendrás tiempo para remediarlas. Es importante adelantarse a las posibles pegas que te pueda poner Hacienda para tratar de solucionarlas.
  • Prepara toda la documentación relacionada con las facturas emitidas y recibidas. También deberás tener a mano los libros contables, libros de facturas y cualquier otro soporte de tus movimientos financieros.
  • Cuando termine la inspección revisa muy bien las actas o diligencias que deberás firmar y asegúrate de que reflejen la realidad de tu negocio. En caso contrario puedes negarte a firmar el documento.

Cómo llegan las inspecciones de Hacienda

 La forma más común de que te llegue una inspección de Hacienda es a través de una notificación. Ya te contamos en un post anterior la importancia de tener el certificado digital de tu empresa o el tuyo como autónomo para acceder a las notificaciones de Hacienda de forma telemática.

No obstante, el inspector puede personarse en tu negocio directamente. Si tu negocio se desarrolla en tu vivienda habitual, hace falta la orden de un juez para proceder a la inspección. De lo contrario, puedes negarte a dejar entrar a cualquier representante del fisco, pues iría contra la inviolabilidad del domicilio contemplada en la Constitución Española. Lo que no podemos hacer es negar el acceso de la inspección a un lugar público como puede ser un comercio, o si  existe autorización judicial.

Ampliar el plazo para responder a una inspección de Hacienda

Las notificaciones de la Agencia Tributaria ya sean por medios digitales o correo  ordinario hay que atenderlas. El plazo que la Agencia Tributaria te da para responder requerimientos es  habitualmente de  10 días hábiles, es decir, excluyendo fines de semana y festivos.

Si el plazo de 10 días no resulta insuficiente para preparar toda la documentación que nos piden, por el motivo que sea, es importante saber que tenemos  posibilidad de ampliar el plazo por la mitad de tiempo que nos daban inicialmente, es decir 5 días hábiles adicionales.

Los requisitos para solicitar una ampliación del plazo son los siguientes:

  • Debemos solicitarlo antes de los 3 días previos a la finalización del plazo original. Es decir, si el plazo es de 10 días, contamos 3 días hacia atrás empezando por el 9. De esta forma tendríamos que presentar la solicitud de ampliación antes del día 7 de plazo.
  • Tenemos que exponer una justificación del motivo de la ampliación de plazo.
  • No debe perjudicar derechos de terceros

El trámite está accesible en este enlace que te dirige a la página correspondiente de la Agencia Tributaria.

La ampliación se entiende automáticamente concedida, salvo que se notifique de forma expresa la denegación dentro del plazo inicialmente dado. También es posible que en esta denegación se establezca una ampliación pero de un número inferior de días al de la mitad del plazo inicial que se está solicitando.

Si has recibido una notificación de inspección de Hacienda no tienes por qué entrar en pánico, pero sí prepararte. Al fin y al cabo, se trata de un procedimiento delicado que puede durar meses y requiere atención y esfuerzo. Sin embargo, con un correcto control de tu situación fiscal y la asesoría adecuada, podrás demostrar que tu negocio funciona de acuerdo a la ley. Deja tu negocio en manos de asesores fiscales expertos y despreocúpate.