Si acabas de ser mamá o papá y trabajas por cuenta ajena, te interesa saberlo todo sobre el permiso de lactancia.

En este artículo te contamos que tienes reconocido este permiso (también conocido como «permiso para el cuidado del bebé lactante«). Viene recogido en el artículo 37.4 del ET .

Recuerda revisar también nuestro artículo sobre la prestación por maternidad, válido tanto para madres trabajadoras por cuenta ajena como autónomas.

¿En qué consiste el permiso de lactancia?

Se trata del derecho a ausentarse una hora de tu puesto de trabajo para el cuidado del lactante hasta que este cumple 9 meses sin que te afecte a tu suelo. La duración del permiso se incrementará proporcionalmente en los casos de nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento múltiples.  

Este permiso retribuido diario se le concede tanto a trabajadoras como a trabajadores, por nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento. Es decir, tienes derecho a ausentarte del trabajo una hora diaria hasta que el bebé cumpla los 9 meses, sin que te afecte a tu salario.

Puedes usar este permiso ausentándote, bien, durante una hora seguida del puesto de trabajo, bien en dos fracciones de dicha hora, no necesariamente iguales. Es importante que tengas en cuenta que no puede usarse para entrar más tarde o salir antes, de manera general.

¿Puedo acumular las horas en días completos?

La respuesta es que sí. En lugar de ausentarte una hora al día puedes agruparlas en jornadas completas y faltar días completos al trabajo. Para optar por esta opción, hay que revisar que tu convenio colectivo lo permita o a lo que se haya pactado con la empresa. Es decir, tiene que venir recogida esta opción en tu convenio o bien pactarlo con tu empresario/a. 

Reducción de jornada por cuidado del lactante

Los trabajadores que tengan este permiso, pueden, a su elección, sustituirlo por una reducción de la jornada de media hora diaria, y de esta forma, disfrutar de esta reducción al principio o al final de su jornada. Esta media hora puede ser mejorable por convenio colectivo. 

Esta reducción de la jornada no se considera una modificación del contrato y no afecta al salario que percibe el trabajador. En cambio, sí habrá una comunicación de la reducción de la jornada a Seguridad Social. 

Cuando el lactante cumpla los 9 meses, si ambos padres están disfrutando de la reducción de la jornada y están en el mismo régimen de Seguridad Social, podrán conservar esta reducción de la jornada hasta que el bebé cumpla los 12 meses. Desde los 9 meses a los 12 meses, sí habrá reducción proporcional del salario. Debido a esta reducción del salario, ha surgido una nueva prestación para cubrir esta reducción de salario, a la que se le conoce como «prestación de corresponsabilidad en el cuidado del lactante«.

La reducción de jornada un derecho individual de las personas trabajadoras sin que pueda transferirse su ejercicio al otro progenitor, adoptante, guardador o acogedor.

¿Puede disfrutarlo mi pareja también?

Si dos personas trabajadoras de la misma empresa ejercen este derecho por el mismo hijo, la dirección empresarial podrá limitar su ejercicio simultáneo por razones justificadas de funcionamiento de la empresa, que deberá comunicar por escrito. Es decir, si lo dos trabajais en la misma empresa, la empresa puede negarse.

¿Qué plazo hay para disfrutarlo?

El permiso acumulado se disfrutará en el momento en que esté fijado en el convenio o en el que se acuerde individualmente. Aunque lo normal será que se disfrute inmediatamente después de la reincorporación al trabajo tras la suspensión del contrato de trabajo por nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento, nada impide que se pueda disfrutar en un momento posterior, pero anterior a los 9 meses del menor. 

¿Qué es la prestación por riesgo durante el permiso de lactancia?

La prestación por riesgo durante la lactancia es un derecho laboral al que pueden optar algunas trabajadoras después de dar a luz si las circunstancias a las que están expuestas durante su jornada laboral suponen un peligro para su salud o la de su bebé. Es un subsidio que equivale al 100% de la base reguladora.

Si acabas de ser mamá y necesitas ayuda con los trámites no dudes en ponerte en contacto con nosotros.