¿Qué licencias se necesitan para abrir un negocio?

por | Abr 27, 2021 | Sin categoría | 0 Comentarios

Si estás pensando en abrir un negocio, una de las cuestiones iniciales que debes plantearte es qué licencias necesitas y cómo pedirlas.  Te las resumimos en este artículo. 

Licencia municipal de apertura

Es una licencia municipal obligatoria para que en un local, nave u oficina se pueda ejercer una actividad comercial, industrial o de servicios. Este documento acredita  que el local cumple con las condiciones de habitabilidad y uso de esa actividad, sin causar molestias ni generar ningún daño a terceros.

Todos los locales deben contar con esta licencia. Sólo quedan exentas las actividades profesionales, artesanales o artísticas realizadas en la propia vivienda, siempre que no haya venta directa al público ni se causen molestias a los vecinos.

La licencia de apertura se concede a una determinada empresa. Debe ser renovada si se cambia la actividad ejercida o se traspasa el negocio.

Existen dos tipos de licencias en función de la actividad:

Actividades inocuas: no generan gran molestia ni impacto medioambiental. Ejemplo: una papelería.

Actividades calificadas: son molestas, nocivas o peligrosas. Ejemplo: actividades industriales.

Se tramita en el ayuntamiento, en el departamento de Urbanismo. El plazo de respuesta a la solicitud puede demorarse durante varios meses. No es recomendable la apertura del negocio sin haber recibido la licencia. La actividad debe comenzar dentro de los 6 meses a la concesión de la licencia.

Licencia municipal de obras

Es necesaria para la realización de cualquier tipo de obras en locales, naves, edificios, etc. dentro de un municipio. Se contemplan dos tipos de licencias:

– Licencia de obras menores.

– Licencia de obras mayores.

En algunos municipios, la realización de obras de acondicionamiento menor de locales, que no afecten a la estructura, distribución ni aspecto exterior de los mismos, no están sujetas a la obtención de Licencia de Obras. En este caso, bastaría una comunicación previa, junto con la presentación de los planos de situación, descripción de las obras y valoración de las mismas.

Se tramita en el ayuntamiento correspondiente, en el departamento de Urbanismo, con anterioridad a la Licencia de apertura o bien simultáneamente. Las obras pueden ejecutarse hasta 6 meses después de concedida la licencia.

Licencia municipal de venta ambulante

Se trata de una licencia para la instalación de puesto de venta de productos alimenticios. 

Licencia para la venta de bebidas alcohólicas

Esta licencia se otorga para establecimientos en los que se pretenda ejercer la venta, suministro o distribución de bebidas alcohólicas, sin estar permitido su consumo inmediato. La solicitud se lleva a cabo en el órgano correspondiente del ayuntamiento.

Otras licencias que debes considerar

– Licencia de gran establecimiento comercial. Se tramita en la comunidad autónoma.

Licencia general del juego. Habilitan a su titular para el ejercicio de las modalidades de juego de apuestas, concursos y otros juegos. Más información en https://www.ordenacionjuego.es/es/licencias-de-juego

Licencia para la prestación de servicios básicos portuarios. Obtención de la licencia e inscripción de oficio por la Autoridad Portuaria en el Registro de Empresas Prestadoras de Servicios Portuarios Básicos. Se gestiona en la comunidad autónoma.

Bonus. Licencias para locales de comida para llevar

Los locales de comida para llevar están en auge. Si estás pensando en abrir un local de este tipo, te dejamos información sobre las licencias que necesitas. Hay que tener en cuenta que la normativa puede variar con frecuencia, por lo que es mejor comprobar con algún experto si nuestro negocio se ajusta a lo establecido. ¿Te ayudados?

Además de la normativa estatal que pueda haber hay que tener en cuenta que, las comunidades autónomas también legislan sobre los locales de comida a domicilio. De hecho, al no existir una legislación unificada, es posible que en algunos lugares exijan medidas que en otros no son obligatorias.

En cuestiones de higiene y salubridad, la mayoría de las reglamentaciones proceden del ámbito europeo. Así, como el resto de las actividades relacionadas con los alimentos, se establece que los locales deben facilitar el acceso a los inspectores sanitarios

Como sabes, hay que comunicar la apertura de los locales a la Comunidad Autónoma correspondiente, que será la encargada de otorgar la licencia sanitaria obligatoria. El Ayuntamiento de la localidad también tiene que otorgar otra licencia para poder comenzar con la actividad en el local elegido, que debe contar con los materiales básicos de prevención, como extintores, separación de espacios dependiendo de la función, salidas de emergencia o aseos públicos.

Bonus. Comida casera a domicilio

Si en cambio, tu idea es vender comida casera a domiclio, esto te interesa ya que también tienes que cumplir con una serie de medidas y requisitos. 

El primer paso es conseguir la licencia que acredite la apertura del negocio. Las licencias de apertura son concedidas por los ayuntamientos de cada localidad. Por lo tanto, debes acudir al tuyo para averiguar los requisitos y pasos para conseguirla o si lo prefieres ponte en contacto con nosotros y te ayudamos con todos los trámites.

Este tipo de negocios están sujetos al Código Alimentario Español, que regula que requisitos sanitarios e higiénicos han de cumplirse para preservar la seguridad del consumidor. La normativa vigente fue aprobada mediante el Real Decreto 2484/1967 y define qué se entiende por alimento, condimentos estimulantes bebidas y otros productos y materiales. Igualmente, establece las condiciones básicas que deben cumplir los distintos procedimientos de preparación, conservación, envasado, transporte, publicidad y consumo.

Las cuestiones relacionadas con las empresas alimentarias vienen recogidas en el Real Decreto 191/2011. Sin embargo, la redacción de su artículo 2.2 excluye aquellas actividades dedicadas a la manipulación, transformación, envasado, almacenamiento o servicio de alimentos para su venta o entrega in situ al consumidor final, con o sin reparto a domicilio, y siempre que se trate de una actividad marginal tanto económica como productivamente.

Esto significa que los negocios de cocina casera a domicilio deben acudir al Registro Sanitario de Establecimientos Alimentarios Menores (REM). El empresario tiene que aportar un documento normalizado para dar fe del comienzo de la actividad económica. En dicho documento, debe aparecer el nombre o razón social, el NIF, NIE o CIF, el tipo de actividad que se va a desarrollar y los domicilios relacionados, tanto el social como el de realización de la actividad.

Este Registro está controlado por la Comunidad Autónoma en la que se ubique el negocio. Si surge alguna duda, lo aconsejable es consultar a la Consejería de Sanidad de tu Comunidad. Ten en cuenta que la legislación puede ser diferente dependiendo de tu lugar de residencia.

Certificado de Manipulación de Alimentos

Aunque, en sentido estricto, no es obligatorio para la apertura del negocio, sí lo es para los trabajadores del mismo. El Certificado de Manipulador de Alimentos implica que cualquier persona que trabaje en la industria posee los conocimientos para evitar cualquier riesgo sanitario que pueda presentarse.

¿Pensando en montar un negocio? Rodéate desde el principio de un equipo de asesores que te ayuden en todo lo que necesites. Contacta con nosotros.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.