Dropshipping: qué es y cómo afecta fiscalmente

por | Ene 28, 2021 | FISCAL, INFORMACIÓN GENERAL | 1 Comentario

En este artículo te vamos a hablar de una nueva fórmula bastante habitual de compraventa online: el dropshipping.

El comercio electrónico se ha impuesto como una de las formas habituales de compra en la mayoría de los consumidores. De ahí que muchos empresarios hayan visto hueco en este mercado comenzando con sus tiendas online.

Con esta nueva fórmula de tienda online puedes vender artículos que tú no posees en stock ya que las compras se van haciendo bajo demanda. Como ventaja principal, te ahorras los costes de almacenamiento de los productos.

Qué es el dropshipping

El dropshipping es un tipo de tienda online por el que pones a la venta en una plataforma de Internet la mercancía de un proveedor. Es decir: pones a la venta los productos de un tercero y te llevas una comisión por ello.

Este tipo de negocios tiene una baja inversión inicial ya que no tienes que disponer de los artículos que vas a vender, te limitas a recibir el pedido (también a gestionar la relación con el cliente) y a pasar los datos de la compra, junto con los del envío, al proveedor.

En el dropshipping el cliente final te pide los productos a través de tu tienda online y en ese momento tú se lo encargas a tu proveedor, quien se encargará de mandar la mercancía directamente a tu cliente.

Cómo comenzar este tipo de negocios

Para poder comenzar a operar con tu tienda online debes darte de alta de autónomo, tanto en Hacienda como en Seguridad Social. Puedes revisar nuestro artículo sobre nuevos autónomos para conocer más sobre esto y todo lo que implica

A partir de la fecha en que te des de alta, además de tener que pagar tu cuota de autónomo, comenzarás a tener obligaciones fiscales con Hacienda, por lo que debes buscarte una asesoría como You que se ocupe de todo.

Cómo afecta el dropshipping al IVA

En cuanto al IVA de tus operaciones de compra y venta, vamos a verlas de forma detallada:

  • Compras

Es habitual que los proveedores de este tipo de negocios no estén en España, buscando productos más baratos para así poder obtener un mayor margen de beneficios. De hecho, lo más común es comprar a proveedores chinos. Si es tu caso, estas operaciones no llevarán IVA.

  • Venta al cliente final

Si el transporte de la mercancía tampoco empieza en nuestro país y proviene de China (siguiendo con el ejemplo), la venta tampoco llevará IVA, porque no se entiende realizada en España y por tanto, la operación estará sujeta a la legislación del país en el que se inicie el transporte del producto que estamos vendiendo

Si es un país extracomunitario, como en nuestro ejemplo, China, no llevará ninguna clase de IVA, aunque el autónomo que lo venda sí esté en España localizado. Cuidado con la legislación propia del país de origen de la mercancía, porque puede exigirte darte de alta ante los organismos públicos del mismo

Debes tener en cuenta que en la medida en que esta operación no se entienda localizada en España y no le aplica la ley de IVA estatal, no podrá estar sujeto el Régimen del Recargo de Equivalencia. 

Recepción de la mercancía

Si la mercancía la vas a recibir tú, serás el responsable de hacer frente  a los impuestos aduaneros (en caso de provenir de un país no comunitario). En cambio, si el producto va a ser entregado directamente al consumidor final, será él el responsable de abonar estos impuestos.

¿Y si el producto viene de un país comunitario?

En este caso habrá que saber si el destinatario final es un particular o una empresa, para determinar si hay que facturar con el IVA aplicable en el país de origen del producto o tratarlo como operación intracomunitaria.

Si estás pensando en abrir una tienda online o ya tienes una, ¡ponte en manos de un asesor experto!

Te ayudamos y asesoramos en tu gestión diaria.

1 Comentario

  1. Jacinta

    Muchas gracias por tu aportación. Feliz semana.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.